lunes, 1 de junio de 2009

Nadie

Nadie conoce mejor los secretos de mi cuerpo,
tus manos recorren mis curvas provocando un estremecimiento
como arroyos deslizantes sobre mi piel,
tu boca exhala embriagantes palabras de amor
y mi cuerpo mojado explota con tu cáliz de pasión

Es algo que todos en alguna ocasión hemos sentido, y aveces no sabemos como expresarlo, al menos hago el intento para decribir aquellas cosas que parecen imposibles de describir... Y que en ocasiones . . . duelen