jueves, 10 de julio de 2008

Vanidad


Seguramente la vanidad va acompañada de la soberbia, también de la fantasía, pues es muy fácil erigirse en dios de papel.

Lo bueno que tiene es que requiere su esfuerzo, su mantenimiento.

Hay que tener un mínimo de formación diaria para mantener el palmito.

Lo malo, porque todo tiene su parte buena y mala, es que por mantenerse, se puede echar mano a la crueldad.

Es como una especie de comida que se necesita para saciar el apetito vanidoso.

Nerón y Narciso eran vanidosos, y aunque en grado sumo, es un ejemplo de a lo que puede llevar este defecto.

Hay algo con lo que el vanidoso no cuenta, y es que en el fondo no es más que un ser inferior que necesita esforzarse mucho para mantener en pie la autoestima..

Aunque no siempre, pues he conocido personas que son vanidosas para alimentar su ego y creo que eso empieza por uno mismo, si te amas y te aceptas cmo eres, puedes hacer que todos te vean tal como tu te ves, como te sientes, es algo como si se transmitiera tu energía..

Aunque hay que tener en cuenta el efecto boomerang, todo se regresa y aveces x 2

No hay comentarios:

Es algo que todos en alguna ocasión hemos sentido, y aveces no sabemos como expresarlo, al menos hago el intento para decribir aquellas cosas que parecen imposibles de describir... Y que en ocasiones . . . duelen