domingo, 27 de julio de 2008

Saber


Cuando la inseguridad o indecisión acuden a nuestras palabras, no es que nos falte seguridad en nosotros mismos; es que sabemos que la verdad única no la tenemos, que esa verdad está repartida en los distintos pensamientos.

No es que no nos comprendamos, o no nos conozcamos bien, es que queda siempre un largo camino para aprender, que la sabiduría se adquiere viviendo, y que hasta en el último día de nuestra existencia sabremos algo más. Además, cuando hablamos, por muy bien que nos sepamos expresar, las palabras no alcanzan a decir nuestro pensamiento tan complejo.

Hay veces que ellas, acompañadas de los actos, aún no llegan a expresar el sentimiento en su totalidad.

Es evidente nuestra ignorancia y bueno es reconocerla, ya que eso nos llevará a poder aprender más.

El que cree que todo lo sabe, va cerrando puertas al conocimiento.

No hay comentarios:

Es algo que todos en alguna ocasión hemos sentido, y aveces no sabemos como expresarlo, al menos hago el intento para decribir aquellas cosas que parecen imposibles de describir... Y que en ocasiones . . . duelen