miércoles, 25 de junio de 2008

Soñar


No siempre es malo soñar, Antilla era mencionada por Aristóteles y pertenecía al reino de la fantasía.

Hoy podemos visitar Las Antillas.

Se creía que en ellas se encontraba la fuente de la juventud.

Esta aún no se ha encontrado; pero es que en cuanto vemos aparecer una arruga ya nos echamos a morir y nos prohibimos mil cosas: ropas, gestos, actitudes, etc. , que nos parecen desfasadas para nuestra edad.

Nosotros mismos nos ponemos los límites, y de ahí viene la dificultad de encontrar esa fuente.


Hay que dejar siempre un camino abierto para los sueños. Será la única forma de poder encontrarnos con los lagos de aguas transparentes, con los dorados pétalos de las flores cuando las abraza el sol, con los árboles de ramas plagadas de las más hermosas aves, con el amor...

No hay comentarios:

Es algo que todos en alguna ocasión hemos sentido, y aveces no sabemos como expresarlo, al menos hago el intento para decribir aquellas cosas que parecen imposibles de describir... Y que en ocasiones . . . duelen