jueves, 26 de junio de 2008

Al Dolor


Cada persona es un mundo. Ante el dolor todos reaccionamos de forma diferente, lo mismo sucede con el resto de las cosas.

También es verdad que nos pueden infligir diversos tipos de dolor.

Al referirme al dolor me refiero al psíquico en este caso.
El dolor que puede producir el fracaso tras una ilusión, lo afrontamos de manera diferente. Para muchos es una enseñanza para no volver a dar los mismos pasos, pero no así paro los que caen una y otra vez. En este último caso se encuentran los empecinados por seguir creyendo, por confiar en lo que siempre confiaron.


Los hay, que tras el dolor dicen no querer seguir caminando; pero se diga como se diga, los pasos siguen aunque sean más inseguros, aunque sean pasos arrastrados por el peso que se lleva; pero todo el mundo sigue adelante.

En lo que sí estamos casi todos de acuerdo es en la dificultad de la vida, aunque yo diría que somos nosotros mismos quienes la complicamos; que hay muchas cosas con soluciones simples y que son nuestros miedos quienes nos frenan.

No hay comentarios:

Es algo que todos en alguna ocasión hemos sentido, y aveces no sabemos como expresarlo, al menos hago el intento para decribir aquellas cosas que parecen imposibles de describir... Y que en ocasiones . . . duelen