sábado, 23 de febrero de 2008

Séneca


Nadie me parece más desgraciado que el que nunca experimentó una desgracia. Piensa que entre los males que parecen tan terribles, no hay ninguno que no podamos vencer; ninguno sobre el cual no hayan triunfado los grandes hombres.¡Sepamos triunfar también nosotros sobre algo!"
(Séneca)
Creo que Séneca tiene toda la razón. No sabemos lo que somos capaces de soportar hasta que no nos ponen a prueba. Siempre decimos, esto no podría yo con ello, pero si nos viene, al menos lo sabemos llevar, ya no digo triunfar,
A mí el que no ha experimentado una desgracia, no me parece desgraciado, creo que tiene suerte; pero sí pienso que le es más difícil comprender a los demás. No hay mejor cosa para comprender al otro, que haber pasado por ello.
Otra pregunta que me hago yo, es: ¿Es más feliz el que menos vicisitudes ha pasado? Pues creo que no, porque al que no tiene grandes problemas, los pequeños les parecen enormes, O sea que casi somos un poco sufridores, y si no tenemos algo gordo por lo que entristecernos, lo hacemos por cosas que al otro le parecerían nimiedades.
Voy a ver si le hago caso a Séneca y soy capaz de triunfar sobre las cosas.

1 comentario:

Óvp dijo...

la primera frase me encanta. pero también es verdad que hay que aprender de los errores de los demás.n saludo

Es algo que todos en alguna ocasión hemos sentido, y aveces no sabemos como expresarlo, al menos hago el intento para decribir aquellas cosas que parecen imposibles de describir... Y que en ocasiones . . . duelen