viernes, 15 de febrero de 2008

Pensamiento


Quiero estar sola, sea como sea, sin embargo, hablar de altas horas de la noche, o a primeras horas de la madrugada, o como demonios quieren llamarle a ese periodo en el cual nadie se mueve y uno puede escuchar la voz del interlocutor contrastada con el silencio y la tela oscura de la noche siempre constituirá una necesidad… ¿necesidad? Ja que exagerada que soy

Los sonidos del hogar son un instrumento de tortura. Las vueltas en la cama y los pies desnudos son viejos e inútiles recursos para exiliar la intrusión. Los recuerdos y un jueguillo mental que sirve para seleccionar los sueños que me brindarán la ligera inconciencia de la noche, son más o menos efectivos..


Me es una tortura el verte y no saber de ti..

te extraño.

Quiero platicar... Hace rato que no te siento... Son ritmos pero hoy pido el crescendo en mi contigo... No es tiempo en esta armonia para un minuendo aunque ahora es piano... es piu forte lo que siento por vos..

2 comentarios:

Miss Hyde dijo...

Interesantísimas palabras!, un gusto leerla!.
Un saludo desde Argentina.

Princess_Manson dijo...

Gracias!..
Me han motivado aun mas sus cortas pero energeticas palabras..
No os defraudare :P
Ciao

Es algo que todos en alguna ocasión hemos sentido, y aveces no sabemos como expresarlo, al menos hago el intento para decribir aquellas cosas que parecen imposibles de describir... Y que en ocasiones . . . duelen