martes, 18 de diciembre de 2007

En el Fondo del Pozo


Semillas de rosas esperan florecer

para cuando llegue la primavera disfuten del color

desolador ambiente en el que permanezco

mirando el lento proceso del retraimiento

que poco a poco se incrementa,

cada vez que miro por las noches

el río en lugar que no está

me tre la suavidad con que se mueven las ola

vuelvo a la realidad y me doy cuenta que

el río salía de mis ojos.


Silencio, desesperanza

esperando que todos lleguen a mi

sin saber donde estoy

me ofrezco a escudriñar sagrarios

rezando una plegaria

buscando una esperanza de alguien,

de algo,

me cruzo a un descampado bosque

para llegar más rápido

similar a donde estaban

las velas encendidas

para protección de los excluidos.

Descanso, exhausta de mi soledad

pretendo llegar a donde ya estoy

los veo sin luz

apagados todos ellos

ya no queda más presagio para nadie

será que lo han consumido

o que ¿el viento de esa noche los ha enfriado?

más fria estoy yo ahora

¿Dónde me iré?

¿Quién me recibirá?

¿No tendré que depender de ninguna luz?


Llego la primavera

las semillas aun están sin florecer

nose que más les faltan

para que se abran los pétalos,

todo a mi alrededor esta escondido,

muerto, apagado, cerrado,frío

esperan que salga la luz durante el día

y que ame a la primavera,

¡pues que sigan esperando!

porque a mi lo que me da vida

es el invierno, la noche, el dolor

y seguiré esperando a que pasen los colores,

hasta encontrar la oscuridad..

No hay comentarios:

Es algo que todos en alguna ocasión hemos sentido, y aveces no sabemos como expresarlo, al menos hago el intento para decribir aquellas cosas que parecen imposibles de describir... Y que en ocasiones . . . duelen